jueves, 18 de febrero de 2016

HABITOS DE LA DORADA EN EL LITORAL DE MIJAS COSTA

Hacía mucho tiempo que no me sentaba a escribir delante de un papel a mano!!...
Quizás la frivolidad de la tecnología puede haberme ganado la batalla en cuanto a inquietud creativa.
Y no es que en estas lineas ausente dicha sequía de estos viejos hábitos, no menos sanos, no menos confidentes.

Es así, amigos, que me permito trasmitirles para quien pudiera aprovechar, las humildes observaciones y comparativas contrastadas en conversaciones orientadas a razonar y comprender los hábitos de las doradas en estas latitudes malagueñas.

De mano del señor Francisco Aguilar Sánchez, pescador experimentado en varias modalidades, fondeadas y desde costa, pasando desde el surfcasting así como el calado de cebo desde orilla con Kayak, gran estudioso de los misterios de la pesca y el comportamiento de los peces y que a su vez me ha manifestado en más de una ocasión su verdadero fervor por esta especie; compartimos y contrastamos datos los suyos y los de rincondemipesca grupo de apasionados y defensores de las posibilidades de los pesqueros malagueños.







Sólo hace unos meses que nos conocimos en la zona marbellí y desde entonces pués sin compartir más jornadas de pesca que las de ese día, si que podemos decir que hemos observado el comportamiento de estos peces y por qué no decirlo; concluido varias similitudes en nuestras paralelas experiencias de pesca.









Vengo observando con mi equipo de rincondemipesca desde hace unos 4 años la progresión de ejemplares en número y en calidad de doradas en la zona de Mijas costa. Llegando a la conclusión, repito, nuestra desde la humildad y propia experiencia, que el Proyecto LIFE (ADJUNTO LA DIRECCION DE INFORMACION DE DICHO PROYECTO) INFORMACION PROYECTO LIFE, que consiste en una inversión de los fondos de la Unión Europea para la proliferación y el mantenimiento de las praderas de poseidonia, casi extintas en esta zona,( más abajo adjuntaré un resumen de dicho proyecto ) y que a su vez ha permitido modificaciones de conducta de algunas especies de la zona, tales como la dorada.
De todos es sabido, la riqueza que aporta las praderas de poseidonia a la vida marina. Para nuestra protagonista , en este caso, que utiliza estas plantas como ponederos y que a su vez asienta en dichas praderas sus posibles retornos o vínculos reproductivos, dicha regeneración de estas praderas submarinas pueden ocasionar cambios de conducta que afecte a esta especie ( entre otras ) a sus migraciones, siendo esta incluso ( como muchos pescadores de la zona coincidimos ) suprimidas.
Es decir, parece ser que observando sus periodos de actividad y teniendo en cuenta que el factor alimento, temperatura y ecosistemas con posibilidades de reproducción , son favorables, es muy posible que un buen número de estas moradoras costeras, no prendan en movimientos migratorios en estas latitudes geográficas.

Las divesas capturas de ejemplares durante todos los meses del año, durante los últimos 4 años constata que dicha modificación en la presencia y aumento de número de ejemplares de este apreciado espárido se ha modificado pues.

Un hábitat más oxigenado que en anteriores décadas , con la temperatura media de las aguas más calientes que en los últimos años y la conjunción de una pesca de arrastre más controlada en la zona durante dicho Proyecto Europeo, nos ha permitido contemplar a poco de poner intención de observar y analizar que el pez le sale mucho más rentable permanecer en estas aguas.
Ya que esos movimientos migratorios reproductivos que suelen emprender conlleva un desgaste energético innecesario, pues en dicha zona al menos durante estos últimos tiempos está siendo optimo para su desarrollo reproductivo.

Foto propiedad de RIncondemipesca
La sparus aurata es una magnífica administradora de energías. Un pez diseñado para recolectar, depredar y otros hábitos vitales dentro de una calculada gestión de esfuerzos, pues no derrochará ni un gramo de nutriente acumulado ni en desplazamientos vanos, ni en persecuciones sin éxito, ni en movimientos innecesarios donde quiero resaltar que los movimientos migratorios cuando no son necesarios tanto los reproductivos como los vitales que pudieran emprender tendrían lugar.
Ya que estos animales suelen acumular nutrientes para momentos necesarios en los que por diversos motivos no se alimentaran.


Quiero destacar y así lo corrobora Fran en sus observaciones, que aunque si es cierto que se desactivan por momentos, esperando condiciones idóneas para recolectar y depredar sin más esfuerzo empleado que la recompensa encontrada en términos alimenticios, siempre esperará para dichos hábitos los momentos más favorables. La reina de nuestras costas le encanta hacer acto de presencia de forma activa en los comederos de nuestro litoral en las estabilidades de mar por llegar, adelantándose a dicho acontecimiento de parámetros sin cambios en el tiempo y en la mar incluso
cuando aun la mar esté estabilizándose. Pero es sin duda más previsible acertar con sus citas a sus despensas favoritas de sus pasos en los días monótonos y más aun prediciendo una inestabilidad por llegar, alimentándose de forma más acusada  con el afán de acumular nutrientes para un periodo inactivo coincidiendo con malas condiciones fisiológicas de su hábitat, que le suponga demasiado esfuerzo, bien por la poca oxigenación de las aguas, bien por soportar corrientes acusadas y muy continuas en forma de muchos días....

Así pues en múltiples contraste de información con mi admirado amigo Fran, hemos llegado a conclusiones como la de que los pasos de estas dueñas de desconocidas conductas son relativos y a su vez codificados y bien guionizados por lo que les está por llegar en cuanto a estado de la mar. Son predecibles sus apariciones de protagonismo en nuestras salidas de pesca pero no es tarea fácil. Si es cierto que se puede aprender a hacerlo. Estudiándolas, pero no sólo a ellas sino también los factores que intervienen en nuestra interacción con este pez, Bañistas, artes de pesca ilegal, trasmallos, otros tipos de factores como el constante y la insistente acción de pesca en el mismo lugar, puede llegar a modificar lo que debería ser una aparición en un escenario tales comos estos fondos aorillados mixtos de la zona de Mijas costa.

Tan importante es insistir en intentar pescarla como perjudicial el abuso en forma de presión que se le hace a una zona concreta. El pez siempre está en evolución afinando sus mecanismos de defensa para continuar existiendo y ello debemos de tenerlo en cuenta, más listas las hacemos los deportivos cada día con nuestra presión.


Otra cosa que hemos observado sus periodos de actividad en plano general hablando según momentos estacionales, son la duración de esos días y esos momentos en el día de sus muestras de actividad. Durante los meses fríos si es cierto que cortos son estos periodos de activación. Conforme avanzan la templanza primaveral más largos son estos momentos activos y modifican también las distancias de recolección y alimentación con respecto a la orilla, tendiendo a acercarse. En verano, estos ciclos se les suele perder la pista un poco pero creo que podemos cerciorar que se muestran activas en alimentarse. En otoño hemos observados buenos momentos de actividad pero variando su forma de entrar a comer a los aparejos, dando síntomas de desconfianza al comer, como dándonos a entender que están ya bastante tiroteadas y presionadas entre la temporada estival por la presión turística y la propia de los pescadores deportivos. Se han dado grandes ejemplares en estas costas en todas las estaciones y relativamente cerca de la costa, a diferentes modalidades.




En sus rutas de alimentación suelen desplazarse en linea recta normalmente en franjas paralelas a la costa. Siendo lugares muy calientes y rebuscados durante el marisqueo las zonas resguardadas de corrientes situadas al filo de las piedras y arena. En estos lugares nuestro compañero Fran a podido observar que se acumulan residuos y pequeños crustáceos puestos a refugio de la corriente. Varias picadas de doradas posteriormente cobrada ha transformado esta estrategia en éxito durante la pasada temporada.


Yo por mi parte también coincido en esta estrategia que desde que Fran me la comentó la he tenido en cuenta y la he metido en mi caja de herramientas para luego desarrollar mis jornadas según que me encuentre en el escenario elegido.
He desarrollado a lo largo de muchos puntos de la zona desde Calaburras hasta Cabopino un estilo de pesca con ardua intención en filos de piedras al borde de arenales momentos de espera bajo criterios anteriormente nombrados. Siendo muy evidente la verificación de todo este trabajo atrás planteado durante 4 años. Tales como momentos de actividad con presencia de estos ejemplares a las más variadas distancias de la costa desde los 80 metros a los 150 , echándole horas a los claros de arena entre el roquedal. Observando la actividad de otras especies, por ejemplo la de lisas en superficie o persecuciones de palometón (como referencia de la actividad del pescado) evidentes en las calichas anticiclónicas durante las horas y debo recalcar coincidentes con la Teoría Solunar en la mayoría de las ocasiones. Siendo siempre con un poco de retraso en una media de entre 20 y 45 minutos en estas latitudes de lo que nos indica la tabla de mareas en su apartado de esta teoría.
Pleamares, reparos de marea, bajamares y cambios de ciclo de mareas momentos más calientes como tónica general durante estabilidad atmosférica.
Periodos más acusados en mareas vivas ( lunas llenas y nuevas ) y menos acusados estos periodos de actividad como norma general durante los bajos coeficientes de los días de mareas muertas cuartos menguantes y cuartos crecientes.
También debo decir que mi aprendizaje de este estilo de pesca en fondos mixtos, dada la orografía del terreno en esta costa Mijeña me ha llevado a evolucionar en mi técnica de pesca.
He visto bellas picadas de alba, en amaneceres templados que me han hecho disfrutar de esta pasión, pero también he visto multitud de picadas fallidas, buenas picadas. Así como no haber podido cobrar una buena captura de dorada tras una larga pelea, viendola casi como en mis pies se soltaba o enrocaba.
Depende del lugar he empleado aparejos a plomo perdido, he adaptado también materiales como hilos, cañas y carretes e incluso cebos, siendo los autóctonos los más empleados y los que mejor resultados han ofrecido.
He de decir como antes comentaba más arriba. que la observación juega un fundamental papel en este estilo de pesca de espera a los pasos de recolección de la dorada por sus comederos. Como no podemos ver cuando estas se aproximan, y como no podemos saber a ciencia cierta si lo harán. dado el amplio abanico de factores que interviene en ello, si podemos aprender a interpretar señales que nos pueden ayudar a garantizar y preveer su presencia o no en el lugar esperado.
En este tipo de pesca durante horas de luz lo normal es ver la poca presencia de peces a poco que nos asomemos a sus fondos. Cualquier ápice repentina de actividad en superficie de otra especie nos puede ayudar a orientarnos de que es un momento muy oportuno para que una de nuestras cañas note la presencia de su actividad. Ya que suele coincidir con muchas de estas especies en momentos de alimentación. El simple hecho de ver esos hervideros en lo alto del agua de pequeños bancos de pececillos nos está informando que los animales, ( normalmente influidos por el momento del día propicio para su alimentación debido a factores como marea, temperatura etc etc ) se muestran activos en tareas alimenticias. Con lo cual es posible observar si lo hacemos con intención y paciencia persecuciones de depredadores. Lo cual nos orientará de que es un momento propicio para que entre a comer también este espárido moliendo crustáceos. Si hacemos una valoración de de estas jornadas de pesca en zonas relativamente tranquilas veremos por ejemplo en rocas cercanas a la orilla como hay momentos que salemas y sargos están alimentándose y otras horas que no hay ni un pez en el agua. La dorada queridos lectores tiene muchas horas del días que permanece en otras tareas que nada tiene que ver con alimentarse. Y este tipo de cosas que les comentos nos dará buena cuenta de como debemos afrontar este tipo de jornadas, normalmente según la época mejores serán las mañanas y perores las tardes y viceversa.
Hay veces que he tenido mañanas enteras desde el despuntar del Sol hasta el medio día sin presencia de absolutamente nada que nade si se me permite la expresión y he
abandonado el pesquero con toda la intención puesto que el día no me estaba muestra de otra cosa que no fuera el mero disfrute de una jornada sin actividad. Pero pudiendo eso si predecir que la estrategia quizá fuera sido acertada en el repunte opuesto de ocaso.
Por ello se debe de aprender a pescar la zona. Una vez que se mecanizan todos este aparente desordenado y batiburrillo de factores empieza a cobrar un poco de sentido el por qué se va ala playa a pescar y como actuar con toda la intención, mucho mejor que ir y esperar sin más

Hemos de tener en cuenta que nosotros podemos y debemos asumir nuestro papel, desde el interés propio ya que repercute a nuestra actividad deportiva la concienciación y preservación de estas zonas de pesca que tanto esfuerzo ha costado que vuelva al menos a dar señales de una pequeña recuperación con respecta a hace una década con esta especie.




PROYECTO LIFE


JustificaciónSubir al contenido anterior

Las praderas de posidonia oceanica son consideradas hábitats de interés prioritario por la Unión Europea, incluidas en elAnexo I de la Directiva Hábitat. Son ecosistemas marinos importantes por la gran diversidad de especies que albergan y juegan un papel fundamental en la conservación de los ecosistemas costeros, entre otros fijan los fondos y los protegen de la erosión.
Se ha detectado una fuerte regresión de estas, en los fondos marinos andaluces, como
consecuencia, entre otros factores, el uso público incontrolado, colonización por parte de especies exóticas y abrasión por la pesca ilegal de arrastre.
Surge así la necesidad de presentar este proyecto con el fin de mejorar el estado de conservación de las praderas de posidonia oceánica en las costas mediterráneas andaluzas, actuando en 6 LICs: Fondos marinos del levante almeriense, Isla de San Andrés, Cabo de Gata-Nijar, fondos marinos de Punta Entinas Sabinar, arrecife barrera de posidonia oceánica en los Bajos de Roquetas y Acantilados de Maro Cerro-Gordo, localizados en las provincias de Almería, Granada y Málaga.

ObjetivosSubir al contenido anterior

  • Conocer y conservar la biodiversidad marina andaluza, mediante la aplicación de medidas de protección en uno de los ecosistemas más maduro y rico en especies del Mediterráneo occidental, las praderas de Posidonia oceanica.
  • Identificar el estado actual de las praderas de Posidonia oceanica en Andalucía: en regresión, estables o en expansión.
  • Poner en valor las praderas de Posidonia oceanica entre los diferentes sectores productivos involucrados en la gestión de su zona de influencia. Dar a conocer el papel que cumplen en la sociedad y el coste que supone cada año para la población su desaparición: en términos de pérdida de producción piscícola, regeneración de playas, empobrecimiento de la oferta turística, etc.
  • Identificar, diagnosticar y mitigar las principales amenazas del ecosistema y sus hábitats asociados (contaminación, fondeo de embarcaciones, práctica incontrolada de pesca de arrastre y artesanal y expansión de especies exóticas invasoras).
  • Diseñar un Plan de Gestión de estos espacios naturales en Andalucía.
  • Abrir vías de participación social mediante la monitorización a largo plazo de las praderas de Posidonia oceanica por parte de Redes de Voluntariado de buceo.
  • Sensibilizar a sectores sociales que tiene influencia directa sobre este ecosistema: pescadores, armadores profesionales, turistas y buceadores deportivos, de forma que se impliquen en la gestión activa. Así como acciones de sensibilización a la población de los diferentes territorios que albergan dichos ecosistemas.

ActuacionesSubir al contenido anterior

  • Realización de una cartografía mediante técnicas de sonar de barrido lateral en los seis LICs incluidos en el Proyecto.
  • Estudio demográfico (tasas de mortalidad, reclutamiento y crecimiento neto de las praderas) con el fin de conocer cuál es su situación actual (en regresión, estables o en crecimiento).
  • Realización de un análisis económico y social de las aguas en las que habitan dichas praderas y estimación económica del coste que supondría su degradación.
  • Instalación de 40 boyas de fondeo distribuidas por todos los LICs del Proyecto.
  • Protección pasiva del LIC Monumento Natural de los Bajos de Roquetas y del LIC
  • Acantilados de Maro-Cerro Gordo, mediante la instalación de arrecifes artificiales que impidan la pesca de arrastre.
  • Seguimiento de especies exóticas para la detección precoz de nuevas invasiones y la mejora de la capacidad de respuesta (control y/o erradicación) frente a este tipo de amenazas.
  • Puesta en funcionamiento de un sistema de vigilancia activa (desde embarcación) y pasiva, Revisión de las figuras de Protección de las zonas con Posidonia oceanica para adecuarlas a las categorías UICN.
  • Elaboración de un Plan de Gestión para todos los LICs incluidos en este Proyecto.
  • Puesta en funcionamiento de una Red de Monitorización de las praderas basada en el voluntariado andaluz.
  • El avance y puesta en común de los progresos científicos y técnicos en materia de gestión y conservación de fanerógamas, mediante la celebración de un Simposio dirigido a expertos científico–técnicos y gestores.
  • Acciones de difusión y divulgación dirigidas a distintos sectores de la población.

Resultados esperadosSubir al contenido anterior

Life Posidonia
  • Disponer de una herramienta fundamental para la Administración en la gestión de estos ecosistemas: una cartografía en detalle de las praderas.
  • Conocer el estado actual de las praderas y su evolución previsible: establecer un estado cero de una serie que permita un seguimiento futuro de las inversiones que se realicen en dichos ecosistemas encaminadas a su recuperación y conservación.
  • Disminuir en un 80 % las amenazas por el fondeo de embarcaciones
  • Evitar en un 100 % las agresiones por pesca de arrastre incontrolada sobre dos de las praderas de mayor interés del territorio.
  • Mediante la vigilancia pasiva, aumentar la detección de actuaciones que se llevan a cabo incumpliendo la normativa ambiental que protege a estos ecosistemas.
  • Desarrollar un plan de Gestión de estos espacios naturales lo que asegurará llevar a cabo una gestión efectiva de este ecosistema en el futuro.
  • Diseñar y realizar un seguimiento extensivo de las praderas que permita detectar de forma temprana la degradación e estos ecosistemas de forma que permita el diseño de actuaciones para conocer y evitar las causas que tienen que ver con esta degradación
  • Favorecer la participación social en la gestión de estos ecosistemas, con una participación estimada de al menos 100 voluntarios por año.
  • Aumentar la sensibilidad social respecto al valor ambiental y económico de estos ecosistemas en Andalucía, cómo su importantísimo papel como zonas de cría y alevinaje de especies piscícolas de gran interés comercial; el ser un atractivo fundamental para el desarrollo de un sector turístico sostenible; o el papel fundamental que tienen en la estabilización la línea de costa.


Sin más quiero agradecer directamente a Francisco Aguilar Sánchez por haber querido compartir de una forma tan llana y generosa lo que con tanto esfuerzo ha conseguido, siendo hoy en día unos de los pescadores referentes de nuestra zona de pesca debido al entusiasmo mostrado por decubrir las maravillas de los misterios que envuelve a esta especie.

Espero haya servido para aclarar un poco desde nuestro trabajo y colaboración para que pongais en práctica ustedes desde vuestros conocimientos como punto de partida el fascinante desarrollo de la pesca selectiva de la dorada en nuestras costas.Enlace a la publicación sobre la costa malagueña y analisis de su zonas

Video de la zona